23 enero, 2007

Las Mujeres: Conductas (parte II)

No me quedé satisfecho asi que voy a escribir, y seguiré escribiendo a medida que vaya descubriendo ciertos "encantos" femeninos. Se me habían escapado, a parte de los inventos no útiles de la mujer, algo mas importante. Sino importante, más jugoso e interesante, que merece degustarlo con auténtica fruición, a expensas de concretar un poco más la conducta femenina. Aunque decir que el estudio es imposible, y por tanto el análisis también, nos conformaremos con poner en marcha nuestra capacidad de asombro y estupefacción... Continuemos, pues, con mi estudio.


La micción femenina


En serio que mi intención no va más allá de manifestar mi asombro y no quisiera dañar la sensibilidad del amigo bloggero, pero os lo prometo este tema es francamente increíble. Algunos, estoy seguro de ello, que ya se imaginan por dónde van los tiros de tan cómica escopeta. Pero bueno invitemos a los que no hayan advertido semejante fenómeno, para que puedan afrontarlo con gracia y talento.



  1. ¿Qué incita a una mujer a ir al baño a orinar?

  2. ¿Es realmente una necesidad fisiológica de su organismo?

  3. ¿Les dan puntos como en las gasolineras?

Pues bien, en cuánto a la primera pregunta, y en consecuencia a la segunda, yo siempre me he preguntado si una mujer va al baño, realmente porque lo necesita. Me explico, si a una persona le surge la necesidad de ir al baño, es porque realmente necesita ir al baño, ¿verdad? Se podría decir, mas acotadamente, que un hombre no va al baño por gusto, y si fuese por gusto no iría a mear precisamente, eso es sólo un apunte machista. En definitiva, que una mujer no va al baño porque necesite ir urgentemente porque correría el riesgo de orinarse encima, al menos no siempre. Digo yo, que una mujer tendrá alguna vez la ocasión de verse en la situación de ir al baño por pura necesidad. Aunque teniendo en cuenta que una mujer va al baño no menos de diez veces al día, a uno no le entra en la cabeza que le dé tiempo a encontrarse en dicha situación.


No escapa de mi asombro, que una mujer llegue a mear tanto. Quizá tenga una vejiga de una dimensión menor que la del hombre y por ello debe ir al baño más veces, eso no lo sé, y cómo no lo sé, no puedo sino quedarme asombrado ante semejante profusión urinaria. Esto puede llegar a ser increíble, sólo una mujer después de ir al baño, va otra vez a continuación. Un hombre ante tal comportamiento le preguntaría:


_¿Para qué, si acabas de hacerlo?


Y solamente una mujer te contestaría lo que sigue:


_Por si acaso...


¿Cómo que por si acaso? ¿A que jugaís? Eso es imcomprensible se mire por donde se mire, si acabas de mear no puedes mear otra vez... Eso además de imposible, es estúpido porque en el caso de que orinases otra vez por no ir al baño con el tiempo, en la primera vez que fuiste ya lo hubieses hecho. A no ser que las mujeres tuvieseís la capacidad de racionar la micción, en actos, como una ópera. Y eso por complicado que es, ya sería estúpido, por tanto no se entiende y si no se entiende, solo un gilipollas pierde el tiempo en escribir esto...


De aquí se cae directamente en el análisis de la tercera y última pregunta. ¿A las mujeres os dan puntos, verdad? ¿Y como va eso? Meada de baja intensidad (1 pto), meada de intensidad media (5 ptos), meada de alta intensidad (10 ptos)... Y lo peor no sería que os diesen puntos, lo más tenebroso sería, ¿en que los gastaís? ¿Qué os dan por mear como cabras? Ahora entiendo que las mujeres tomen tanto café, es diurético...


Fuera bromas, chicas, soís increíbles, pero en su plena literalidad. Se lo cuentas a alguién y no se lo cree. En fin seguiré recabando información, asi que es posible que caiga una tercera parte, y una cuarta, etc, etc.

7 comentarios:

Oscar dijo...

se ta olvida poner q van al baño en pareja nunca solas xD pa mi es q una apunta y la otra dispara xq sino no lo entiendo xD

The Roach dijo...

Definitivamente un enigma que jamas podremos resolver...es cierto porque chingas van al baño juntas?

Saludos

Triste Romeo dijo...

Quizá sea por lo de los puntos que les dan... jeje
¿No van a comprar juntas? Pues en el baño discuten en que invertirán sus puntos...
No os preocupeís confío en que algun ente femenino nos ilumine con sus palabras...
¡Qué el artículo solo lleva colgado 24 horas! Dad un respiro para que lo lean...
jajajaj

**Joyce** dijo...

Por si acaso esta cuestión os quita el sueño, por si acaso esa neurona se os satura o –sin más- se cansa de vuestras tonterías y decide irse; porque bastante tiene ya con sentirse sola y ocuparse de recordaros vuestro nombre. Por si acaso, intentaré dar una respuesta que satisfaga medianamente vuestra curiosidad. No me considero (tan) feminista, tranquilos. Una respuesta es, en mi opinión, lo mínimo de lo que es merecedor un hombre que hace el “sobremasculino” esfuerzo de enlazar ¿ideas? y de preguntarse el porqué de algo.
¿Por qué normalmente vamos al baño en grupo? Porque a la hora de criticar a un hombre (o a todos, la cantidad no importa), es mejor estar acompañada. Es más entretenido y liberador. Ha de añadirse que el número de mujeres reunidas en un servicio no es directamente proporcional al de defectos del sexo opuesto –¡y tan opuesto!- sacados a la luz en el mismo. Simplemente ayuda a tomar aliento y a contrastar opiniones (siempre hay alguien a quien abrir los ojos: confieso que a veces nos engañáis).
Por otra parte, también es necesario que sepáis que no sois el centro ni de nuestras vidas ni de nuestras conversaciones, o que sólo lo sois en el lugar ya citado (según cómo se mire y aunque no sé qué es peor). Siento que haya caído un mito… pero no ha sido culpa mía: ¡pesaba demasiado!
Respecto a lo de que vamos “por si acaso”… Es algo que únicamente se le puede contestar a un hombre: “voy por si acaso, cariño”. Pocas luces son imprescindibles para ser consciente de que se trata de una respuesta tan absurda que no tiene cabida en una conversación entre mujeres. Sólo se os puede dar a vosotros, con resultados tan felices como sorprendentes. Debe de ser una pauta de comportamiento biológicamente determinada lo de quedarse desconcertado, inmóvil y sin saber qué hacer cuando alguien te dice algo del tipo de que va al baño por si… surge. Sin palabras, sí. Vamos a centrarnos: ¿alguno ha visto a una mujer decirle semejante estupidez a otra mujer, sin que hubiera ningún otro testigo racional? No, ¿verdad? Es evidente que la respuesta no puede ser afirmativa: no os esforcéis en tratar de recordar, era retórico. ¡Vamos! Ya os habéis quedado trabados… Así no se puede escribir, chicos… Os doy diez segundos antes de continuar.
¿Ya? ¡¿Cómo que memoria llena?! Bueno, lo siento por el que haya perecido en el intento. Los demás, seguid sin los caídos, no vale la pena mirar atrás: la petite-amie que les ayudaba olvidó sus nombres. ¡Ánimo, valientes!
Uno de los motivos que hacen a unos labios de mujer pronunciar esas palabras, que van más allá de la lógica, es que vale más decir: “voy al baño por… ejemplo”, que un tajante “chico, me voy a dar una vuelta a ver si consigo olvidar la tontería que acaba de salir de esa boquita, porque no quiero abandonarte en la primera gasolina que pillemos”.
¡Vaya! Lo lamento, pero el resto de razones escapan a vuestro entendimiento (¿que qué es eso? Venga, por favor…). Por cierto, ¡no me hagas responder a qué jugamos!
Conclusión-desengaño final: Tenías razón, Triste Romeo: nunca nos entenderéis. Querer es poder, a no ser que seas hombre. O cosa…
Me temo que esto ha quedado un poco largo. Ha sido el refranero, que me confunde . “A buen entendedor pocas palabras bastan”. Y digo yo: ¿qué pasa si el “entendedor”, rectifico, el que se supone que debe entender, no es una mujer? Si ni entiende bien ni es capaz de asimilar más de cuatro palabras seguidas, ¿qué hago? ¿llamo a Espinete y a los colegas? ¿me rindo? Pues no, señores: tenía que intentarlo.
En fin, espero haberos ayudado.
Saludos y suerte en esto de vivir. ^ ^

Triste Romeo dijo...

Sé que intentas decirnos algo, pero no te entendemos .............................................................................. eh..... eh...

No.... falsa alarma...
Me pareció por un momento, pero nada... no lo entiendo...

Jeje, sin rencores

JANA dijo...

Lo que te dice en pocas palabras es que dejes de meterte con la gente(en este caso con las mujeres) y que te mires en 1 espejo a ver si puedes hacerte una crítica destructiva (de esas que tú sueles hacer) tan grande que pares de escribir semejantes POLLADAS: en pokas palabras xavalín.


JANA,

Triste Romeo dijo...

Tranquila hermosa, tranquila sé muy bien lo que dice porque es amiga mía y no solo en internet...

Ella no iba a ofender tal y como ibas tú, (mala suerte)

Así que la que no la entendió fuiste tú, al igual que no me entendiste a mí, pequeña ignorante...

El que se pica ajos come...