05 abril, 2007

Haciendo amigos...


Después de la visita turística del ministro de asuntos exteriores, Moratinos, en la que fue a darle besitos a la dictadura castrista, se empiezan a cocer rencores entre los opositores de la misma. Los disidentes opositores de Castro, se negaron a acudir a una reunión en la embajada española en La Habana. Sólo acudieron dos personas, algo es algo, pero esto sólo evidencia que las malas relaciones que tiene España con los chicos buenos...


Este gobierno que presume de hacer amigos entre la creme de la creme de lo radical, algún día lo pagará, si es que ostentar la mala imagen que tiene España en el mundo no es pagárlo ya. Pero, total, que más da, ¿no?


Esto no es más que vergonzoso, al igual que HB no condena la violencia, el gobierno español no condena la represión castrista; Por mi parte yo creo que es bastante comparable, ¿no os parece?