01 mayo, 2007

Me llamo Earl...








¡Hola, holita vecinitos! Después del post de Pepiño uno se estresa porque si hay algo que realmente estrese es la incompetencia. Si es en el trabajo os podéis imaginar lo que es trabajar con un equipo incompetente en el que las cosas o las haces tu o jamás saldrán bien. O incluso en tu círculo de amistades, si hay incompetentes te pones malo, cuándo por ejemplo organizaís iros unos cuántos amigos a una casa rural y no os poneís de acuerdo por culpa de los típicos gilipollas del grupo con lo que al final se te terminan quitando las ganas de salir a ningún y te quedas en casa (dónde al final descubres que no se estaba tan mal). Por cierto en todos los grupos hay gilipollas es ley de vida, lo peor es que nadie te parezca gilipollas porque eso querrá decir que a lo mejor el gilipollas eres tú, XDD. En fin, ahora me estoy acordando del blog de mi amiga Maya, que lleva por acertado título, si mal no recuerdo, Resistencia a la IncomZPetencia. Me chivan que la IncomZPetencia, es la incompetencia de un personaje de cuyo nombre no quiero acordarme...

¡En fin! Que siempre he dicho que Dios debe amar a los imbéciles, porque puso cierto empeño en crear a millones de ellos, entre los que me incluyo. Pero no todos los imbéciles me causan alergia. De hecho, hace unos meses, descubrí una serie protagonizada por varios imbéciles que me causaban cierta comprensión e incluso, en ocasiones, he llegado a identificarme. ¿Ya dije qué era imbécil?

¿La serie? Sí, hombre sí, se llama "Me llamo Earl". Yo normalmente como no tengo tiempo, suelo verla en la FOX dónde echan capítulos a todas horas que se repiten y así me es más cómodo, pero creo, no me hagáis caso, que también la suelen echar en esa cadena tan plural, que lleva por nombre LA SEXTA.



Sus intérpretes principales son Jason Lee, Ethan Suplee, y Jaime Pressly. Lee interpreta a Earl J. Hickey, un delincuente de poca monta que tiene algún problema con la justicia, quien, nada más ganar 100.000 $ en la lotería, pierde el boleto al ser atropellado por un coche. Mientras se encuentra convaleciente en el hospital, descubre el karma a raíz de un comentario de Carson Daly en su programa de televisión. El descubrimiento del karma le hace replantearse su vida, a la que decide darle un giro. Ese giro se materializa en una lista en la que escribe todas sus malas acciones para intentar enmendarlas. Después de un par de buenas acciones recupera su ticket de lotería premiado. Earl interpreta esto como una señal de que el karma funciona, así que decide aprovechar la tranquilidad que le da el dinero que acaba de ganar en la lotería para dedicar su tiempo a enmendar las acciones de la lista, tachándolas una vez arregladas.
Suplee interpreta al hermano pequeño de Earl, Randy Hickey, un bonachón que no ha sido agraciado con demasiada inteligencia. Pressly interpreta a la ex mujer de Earl Joy Darville. También aparecen dentro del reparto Eddie Steeples, que interpreta a Darnell Turner, el nuevo marido de Joy, más conocido como el Hombre Cangrejo, y Nadine Velazquez, Catalina Aruca, una atractiva chica de la limpieza latinoamericana con muy buen corazón que trabaja en el motel donde viven los hermanos Hickey.



En fin todos son unos auténticos gilimemos pero les acabas cogiendo cariño, dadas sus locas peripecias para intentar enmendar su vida. Así, sinceramente confieso que es una serie más que recomendable.